Domingo, 13 de mayo de 2012
Varios vecinos de la localidad de Gerli, partido de Avellaneda, se encuentran organizados y movilizados ante la creciente ola de inseguridad que se viven en la zona, sin que las autoridades municipales y las policiales hayan podido brindar soluciones o respuestas concretas a una situación social que tiene a los vecinos con miedo a ser víctimas de delitos, pero con la fuerza que surge de la bronca de no poder vivir en paz.
Las reuniones en Gerli por mejorar la seguridad no son algo nuevo y a pesar de las denuncias públicas de las que se han hecho eco varios medios periodísticos, no han impactado debidamente en los encargados de que los ciudadanos tengan prevención en materia de seguridad y justicia, una vez que pasan a engrosar las listas de víctimas. Dentro de esa categoría, hay de todas las edades, desde niños despojados de sus bicicletas, mochilas o relojes, hasta ancianos que son golpeados para arrebatarles los pocos pesos para el supermercado. A esto hay que sumar, los robos a viviendas con sus habitantes o no, los robos de vehículos y la estrella de los reclamos, los "kioscos" y puntos de venta de drogas, que traen al barrio a delincuentes de otros lugares a comprar y hacer de las suyas.
A tal punto es inseguro Gerli, que por el mes de agosto del 2011, el cura de la Parroquia de San Antonio de Padua, fue víctima de un violento asalto que lo envió al hospital Pedro Fiorito, y cuando concurrió al Polo Judicial de Avellaneda, en la Fiscalía de turno no le quisieron tomar la denuncia, debiendo hacerlo al reclamar en el Juzgado de Garantías.
Luego de esto se realizaron distintas reuniones con promesas de algunos políticos locales, pero siempre sin resolver nada, hoy el barrio es una zona insegura, donde se pueden ver a cualquier hora a jóvenes deambulando, fumando marihuana o aspirando cocaína.
La actuación de los efectivos de la Comisaría 6ta. de Avellaneda, es un tema que nadie discute, trabajan mal, si bien se han producido algunos cambios en el personal policial, los que aún permenecen en ella, son los que conocen "todo" lo que ocurre, pero curiosamente no hacen nada.
Como si no bastara con el descontento de los vecinos por la baja productividad y dedicación al trabajo de los policías locales, que suelen culpar por la demora en acudir a los llamados al gobierno provincial, existe un notable malestar por el traslado de un Jefe de calle, que los vecinos y miembros del for oconocían como un buen policía y aplicado al trabajador, el Principal José Luis Gutiérrez, un policía con destacados procedimientos que cubriera la televisión.
Hoy los vecinos se reunierón una vez más para acordar que las próximas reuniones se realizaran en una sociedad de fomento para poder debatir todos en un ámbito más cómodo y organizado. Se transmitió la respuesta del Comisario Walter Corvalan, titular de la Comisaría 6ta., a la nota que con fecha 05 de mayo del 2012, se le cursara advirtiendo la creciente inseguridad en la zona, al punto de que muchos consideran que se vive en una especie de anarquía. Se le solicitó que transmita los reclamos a sus superiores y se contemple la implementación de personal policial de adicional.
En la reunión, se hizo presente el presidente del foro vecinal de seguridad de la comisaría 6ta. de Avellaneda, Luis José Rambert, con quien se vivió un momento de tensión, cuando uno de los vecinos lo tildó de ser un tipo que solo hace política, pero al presentarse este, se aclaró, que existe una persona joven, morocho, cabellos cortos, alto y de bigotes que se hace pasar por Rambert y estaría cobrando colaboraciones a algunos comerciantes, algo que debería ser investigado por las autorides. Acompañó a Rambert, Gustavo Menéndez, vicepresidente del mismo foro.
Otro de los principales oradores, es Diego, alguien que ha demostrado un marcado interés por la seguridad en el barrio y en la Capital Federal, quien se encargó de aclarar que no quieren que el reclamo se mezcle con interéses políticos.
Desde este medio acompañamos la unión y el reclamo de los vecinos, hemos sido el primer medio en denunciar un trabajo irregular por parte de algunos efectivos de la comisaría de la zona, a algunos los conocemos muy bien, viven en el barrio, y hemos sido testigos del crecimiento económico de algunos que no pueden justificar patrimonio.
Los vecinos, se han organizado y conforme a lo que establece la Constitución Nacional, ellos hacen uso de su derecho de peticionar ante las autoridades, reclaman el derecho de vivir seguros, de transitar libremente, de que nadie les quite su vida o los prive de la libertad.



Por Marcelo Ricardo Hawrylciw
www.elsindical.com.ar


Tags: vecinos, Gerli, Avellaneda, inseguridad, denuncias, drogas, Cria.6ta.Avellaneda

Publicado por hawrylciw @ 16:51  | Noticias
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios