Martes, 24 de mayo de 2011

Un mail, que comenz? a circular la semana pasada, y que este medio estuvo confirmando que el mismo fuera avalado por otros empleados del banco en su contenido, la CGI del Banco Ciudad, confirm? la veracidad del mail y de algunos de los reclamos que en el se describen.

Lo relevante del mismo, es que confirma lo que este medio desde hace tiempo denuncia, no solo las maniobras de los directivos en cuanto a dilapidar parte del patrimonio del banco, sino tambi?n las malas condiciones de trabajo que padecen algunos empleados y los privilegios de otros. La compa?era, en su mail no deja casi tema por tocar y si bien no da nombres, todos sabemos a qui?n le cabe cada responsabilidad, una vez m?s el tema de la seguridad est? en el tapete de las preocupaciones de los empleados, y una vez m?s se nota y mucho, el p?simo desempe?o del Coordinador de seguridad del banco el Dr. Eduardo Guti?rrez y su protegido el Lic. C?sar Augusto Labombarda, quien lejos de cumplir correctamente su trabajo, solo sue?a, cual "pat?n" con recibir honores y ascensos.

En el mail, tambi?n se aprecia no solo el maltrato laboral, las condiciones en que se desarrollan las tareas de la sucursal, tambi?n el maltrato al cliente, algo que Mauricio Macri debe tener muy en cuenta, los clientes votan se?ores.

Y no se entiende el Gerente Converso, ?por qu?? no ha realizado los reclamos en defensa de sus empleados y de los clientes.

Reproducimos el mail:

Con el mayor de los respetos me permito llamar la atenci?n de las m?s altas autoridades del Banco Ciudad, con respecto a las lamentables condiciones de trabajo a que se est? sometiendo al personal de esta Dependencia en los ?ltimos d?as.

Porque considero que est?n al tanto de ello, huelga informarles a ustedes que desde hace d?as, adem?s de atender la operativa no escasa de esta y de otras dependencias, dado que es una Sucursal de tr?nsito importante, nos hallamos recibiendo declaraciones juradas referidas a Lavado de Dinero que se cuentan por miles, los inconvenientes generados a ra?z de los cambios de claves de tarjetas impuestos a miles tambi?n de clientes, y en el d?a de hoy aquellos tarjetas comprometidas reflejadas en el skimming que sorprendieron a nuestros clientes durante el fin de semana y de cuyo n?mero ustedes tambi?n tendr?n idea.

Esta sucinta informaci?n no habla por supuesto de desbordes permanentes que se producen por los motivos antedichos. Clientes enojados, s?lo alterados en el mejor de los casos, que requieren atenci?n para cambios de claves, verificaci?n de estado de sus tarjetas, blanqueo de claves, etc. En fin, que requieren respuesta a los inconvenientes con los que el Banco los ha sorprendido ingratamente en los ?ltimos d?as.

El p?blico desborda la sucursal, sentados en las escalinatas del subsuelo yendo y viniendo esperando la respuesta r?pida imposible en esta situaci?n, impidiendo el paso en los pasillos y accesos, solicitando hablar con autoridades de la Dependencia, gritando, aclamando, insultando por momentos a viva voz, potenciados por el malestar de cientos de personas que se hallan en la misma situaci?n tras horas en algunos casos, de espera.

Y en el medio de este contexto hostil, los administrativos y cajeros agotamos, literalmente, nuestras fuerzas, intentando respuestas que no alcanzan ni resuelven en forma inmediata, las urgencias de nuestros clientes. Intentando repartirnos entre la atenci?n de la Plataforma, la ayuda en los cajeros autom?ticos, en las TAS que requieren auxilio para su uso (cuando funcionan), nuestra presencia en la puerta para restringir el acceso cuando ya es imposible la permanencia dentro de la Sucursal, etc. Hacemos tareas de administrativos, mayordom?a y hasta seguridad, porque, y no como tema menor, estamos expuestos permanentemente a alg?n hecho de inseguridad dentro de la Dependencia, por los citados desbordes que hacen imposible los menores controles.

No estoy segura de poder describir acabadamente las reales condiciones de trabajo en las que nos estamos desempe?ando en los ?ltimos referidos d?as, porque solo vivi?ndolas adquieren real dimensi?n, pero baste para ustedes solicitar los videos de seguridad para confirmar la veracidad de este relato.

No es este el Banco que queremos tener. No es este el servicio que queremos ofrecer a nuestros clientes, el del Polo Tecnol?gico y el que ?te quiere ver crecer?. Pareciera que muchos estamos viviendo distintas realidades, la de las trincheras cada vez m?s peligrosas del Banco (las sucursales) y la virtual, tan lejana para quienes estamos padeciendo estas penosas condiciones de trabajo.

Un Banco ideal y otro real. Se?ores, en este real, necesitamos ayuda, personal que se dedique a dar asistencia a los clientes para operar los cajeros, las TAS, ordenanzas o mayordomos que organicen el ingreso y la permanencia del p?blico en la Dependencia, seguridad para cubrir todas las ?reas que lo necesiten. En fin, necesitamos de la preocupaci?n de qui?nes a?n sin desempe?arse en estas trincheras, compartan nuestras necesidades y colaboren para brindar el servicio eficiente que todos queremos, acompa??ndonos en nuestro esfuerzo diario.

Lidiamos con olores cloacales, doy fe de ello. Por momentos estamos al l?mite de nuestras fuerzas, luego vendr? el Mystery Shopper a juzgar nuestro desempe?o?

Somos trabajadores dignos que intentamos sostener nuestra dignidad, que queremos nuestro Banco y estamos comprometidos con brindar un gran servicio. Necesitamos una visi?n compartida real.

Atentamente.?

Mara Garc?a

Sucursal N? 33

www.elsindical.com.ar


Tags: Juan Ernesto Curutchet, Banco Ciudad, denuncias, empleada, sucursal 33, inseguridad, César Augusto Labombarda

Publicado por hawrylciw @ 6:08  | Noticias
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios