Jueves, 14 de enero de 2010

En cualquier país del mundo, la seguridad bancaria es una prioridad de los bancos como forma de brindar un servicio completo de satisfacción al cliente.

Distintos hechos delictivos se producen en torno a la seguridad bancaria y su incremento ha llevado a que las entidades bancarias deban adecuar sus medidas mínimas de seguridad según normativas emanadas por el BCRA, en procura de mejorar la seguridad de las entidades, pero también de los clientes.

Enumerar la norma “A”4778, sería extendernos en detalles que poco pueden interesar al lector, pero sí podemos enumerar algunas recomendaciones que todo cliente debería conocer al operar con las entidades bancarias o sus cajeros. En primer lugar, si va a concurrir a un cajero automático, debido a las modalidades delictivas que se realizan en ellos, copia de números de tarjeta, de clave personal o el conocido pescador que retiene la tarjeta colocada, se recomienda utilizar para el ingreso al cajero la utilización de una tarjeta diferente a la que se va a utilizar para operar con el cajero, ya que algunos dispositivos son colocados por los delincuentes para copiar la información de la banda de la tarjeta. De esta forma, si el cliente fuera víctima de esta modalidad delictiva, la información obtenida será irrelevante. Otros de los consejos es no dialogar con nadie dentro de los cajeros y si se presenta un inconveniente con la tarjeta dar rápido aviso al banco.

Al final de la nota algunos videos dan mayores consejos por lo que recomendamos verlos.

Esta nota tiene su origen en una curiosa situación en la que dentro de la sucursal de la calle Bernardo de Irigoyen 986, del barrio de Montserrat, del Banco Provincia, en donde una joven desde que ingreso, se sentó primero en el piso y extrajo un Blackberry para conectarse con otras personas y continuó haciéndolo con la posibilidad de enviar fotografías del interior o videos, sin que nadie le llamara la atención a pesar de que un Sargento de la Policía Federal Argentina se encontraba a solo metros de ella, al igual que otro efectivo en la casamata blindada cercana a la puerta de acceso, esta conducta, motivó que luego un joven masculino, comenzara a enviarse mensajes de texto con otra persona. Si tenemos en cuenta que se encontraban ambas personas en la cola de cajas, esto vulnera la seguridad de los clientes.

Antes de la nota, este medio se comunicó desde el portal del Banco Provincia con un representante del banco para preguntar si esa entidad bancaria permitía el uso de teléfonos dentro de las sucursales y la respuesta fue que existe una prohibición del uso de celulares, respuesta firmada por Micaela Sívori del Centro de Atención Telefónica. Idéntica respuesta brindó el Banco Central de la República Argentina desde su servicio de consultas online.

Esto quiere decir, que en el Banco Provincia, el responsable de la sucursal y el responsable de seguridad del banco, han fallado en cuanto a instruir al personal de seguridad, respecto de las medidas mínimas de seguridad, sea este privado o policial, vulnerando así la seguridad de sus clientes, algo que esperamos tengan en cuenta y puedan brindar una respuesta oficial a la presente nota.

VIDEOS



Por Marcelo Ricardo Hawrylciw

Tags: bancaria, seguridad, consejos, denuncia, cajero, cliente

Publicado por hawrylciw @ 18:14
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios