Mi?rcoles, 10 de diciembre de 2008
image

Reflexiones de una jornada organizada para víctimas en el Ministerio de Justicia de la provincia de Buenos Aires.

“Lo que una vez disfrutamos, nunca lo perdemos. Todo lo que amamos profundamente se convierte en parte de nosotros mismos”. HELLEN KELLER  

      Desde hace años este medio acompaña distintos eventos en donde víctimas y en muchos casos familiares de víctimas concurren en busca de JUSTICIA, una palabra repetida hasta el cansancio en cuanta reunión se realiza, rara vez uno escucha pedir “venganza”, es decir, a pesar del dolor, también los une un enorme respeto por la vida y los derechos que a ellos se les han negado.

La jornada realizada el día jueves 4 de diciembre del 2008 en el auditorio del Ministerio de Justicia bonaerense se anunció como una jornada de debate sobre el delito de “dolo eventual” y pretendía exponer los distintos aspectos jurídicos del mismo, la aplicación de las penas, y en cierta medida la postura del tribunal de Casación respecto a la aplicación del artículo 371 del Código Procesal Penal provincial en cuanto a que los Tribunales Orales pueden ordenar la inmediata detención del acusado en la audiencia aunque la sentencia no se encuentre firme teniendo en cuenta los recursos de alzada.

En la nota que este medio publicara el día viernes expusimos brevemente los lineamientos que cada expositor realizó al respecto, pero no quería dejar pasar un hecho que a mi criterio tiene relevancia por su contenido y en especial por tener como actor a uno de los expositores.

Una vez comenzado el debate, como era lógico, algunas madres y padres tomaron la palabra y les reclamaron a los representantes de la Casación presentes, los Dres. Natiello y Manzini resoluciones puntuales sobre causas en las que representan los intereses de sus hijos víctimas de delitos muy diferentes, y en los que no se había juzgado un hecho o impuesto una condena por dolo eventual, es decir, hablo el dolor comprensible por sobre el tema de debate, sin que nadie interrumpiera sus alocuciones.

Incluso una Jueza de Faltas del partido de San Isidro se explayo respecto de las falta de legislación que ermita actuar de forma eficaz en la prevención de accidentes y en la represión o sanciones a conductores que circulan de forma imprudente, sea manejando en estado de ebriedad o bien corriendo picadas.

Incluso el Dr. Federico Ecke, miembro del TOC 4 de San Isidro se salió de tema al utilizar como ejemplo el caso de García Belsunce en cuanto a la aplicación del mencionado artículo 371.

Todo totalmente comprensible en este tipo de debates que son abiertos a las víctimas, las cuales no necesariamente deben conocer los límites o los extremos jurídicos de los delitos.

Así, en un momento toma la palabra un señor que se presento como Rubén Bedini y se dirigió a los representantes de Casación y a los demás expositores en general, reclamándoles acciones que permitan terminar con las mafias que se valen de supuestos accidentes de tránsito para sus “vendettas”, es decir, su razonamiento era que al existir una aproximación entre el dolo eventual y el dolo directo, muchos crímenes perfectamente premeditados terminan siendo juzgados ingenuamente como hechos de imprudencia o negligencia, reclamando además una nueva política de seguridad respecto del alto grado de corrupción en las fuerzas policiales. Como era de esperar, su intervención hizo que los expositores anteriores se acomodaran en sus asientos algo molestos y se voltearan a observar al quejoso.

Lo correcto era que existiendo un moderador del panel presente, fuera este quien encausara el debate o diera alguna indicación, pero no, de forma rápida y a mi entender desubicada por lo antes dicho, tomó la palabra el Dr. Claudio Mazaira, representante legal de la Asociación Civil Madres del Dolor y le pidió al señor Bedini que no continuara porque ese no era un tema a debatir en la jornada, y como para disimular su desafortunada intervención se ofreció a escuchar su caso en la Asociación que asesora legalmente.

Como muchos de los presentes, era la primera vez que escuchaba el apellido Bedini y la primera vez que veía a este señor que llevaba como muchos padres en la solapa de su traje la imagen de dos jóvenes.

No pude terminar de entender que motivación personal o profesional llevó al Dr. Mazaira a reemplazar al moderador de la jornada y mucho menos entiendo su acción si tenemos en cuenta que otros presentes en sus participaciones no fueron puntuales en cuanto a limitarse solo al dolo eventual y él no intervino.

Considero con mucho respeto a cada víctima o familiar alguien que merece ser escuchado, equivocado o no, es una víctima, y es una víctima de un Estado que ha fallado en su rol, de un Estado en el que los organismos y los profesionales han fallado.

Con todo respeto Dr. Mazaira, nadie es dueño del dolor, y nadie puede creer que el dolor de alguien es más importante que el de otro. Si usted considera que debe moderar los debates a los que es invitado usted está tan o más equivocado que aquel que se va del tema de discusión.

Me ha dejado una sensación tan contradictoria como la de escuchar a un abogado pedir más penas, que se impongan medidas que usted como abogado sabe muy bien rayan la inconstitucionalidad y después decir que usted asesora respetando el derecho, sin buscar torcer o forzar sentencias o medidas judiciales. Uno en la vida debe tener una coherencia ética y más allá de la profesión se debe tener un discurso congruente, ya que también viene a mi mente el pedido de parte suya como abogado defensor de un delincuente juzgado en el oral por el secuestro y la muerte de Axel Blumberg, en cuya ocasión solicitó la morigeración de la pena por su colaboración judicial, y en ese caso puntual no creo que usted haya pensado en la víctima.

Creo sinceramente que nadie es dueño del dolor, y a pesar de que en la practica a la hora de reclamar justicia no todos tenemos el acceso a la justicia que nos garantiza la Constitución Nacional ni el mismo trato por parte de las autoridades judiciales o políticas, deben ser aquellos que representan a los que sufren los que brinden el ejemplo y en vez de callar voces ser estos los que lleven los reclamos a quienes deben administrar las leyes con equidad y justicia.

Desde ya nos encantaría contar con la participación de los involucrados.

Audio declaraciones de  Rubén Bedini

 

Por Marcelo Ricardo Hawrylciw
Editor General Diario El Sindical
www.elsindical.com.ar


Tags: dolor, victimas, madres, mazaira, bedini, justicia, derechos

Publicado por hawrylciw @ 5:41
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios