Martes, 17 de junio de 2008
Font size: Decrease font Enlarge font
image

Hoy no ha sido un día más en la vida política de los argentinos, si uno trata de analizar los acontecimientos sin fastidiarse por lo monótono de la situación encontrará interesantes frases de funcionarios queriendo explicar lo que ni ellos parecen creer.

El discurso oficialista dirigido al pueblo por los ministros Alberto Fernández (Jefe de Gabinete) y Aníbal Fernández (Ministro del Interior) distó y lejos de ser conciliador, acusaron una vez más a los ruralistas de todos los males que adolece el actual gobierno.
 
Si analizamos los hechos objetivamente el corte de rutas es un acto tipificado y en principio podríamos decir que es un delito, pero no menos cierto es que son muchos los funcionarios involucrados en un sin fin de causas penales por delitos que van desde el fraude al incumplimiento de los deberes de funcionario público.
 
Hay un profundo nerviosismo mezclado con hartazgo en el gobierno nacional, digan lo que digan en los discursos, sus rostros revelan un estado de ánimo distinto.
 
FURCIOS OFICIALES
 
Ni bien comenzaron a llegar militantes, simpatizantes, mercenarios y funcionarios a la Plaza de Mayo, los medios se acercaron a optener imágenes y declaraciones, se pudo ver a un Moreno (el secretario de comercio) eufórico en la plaza, a una contenta (será por su absolución judicial) Nilda Garré dar una amplia conferencia de prensa que por momentos me obligaba a no olvidar quien era la mujer que hablaba.
 
Es curioso escuchar a alguien como Garré hablar de respetar la Ley, de respetar la Constitución, y mucho más curioso por no decir hipócrita escuchar a alguien con su pasado referirse a elegir métodos dentro de la ley para reclamar. Pero tal vez la mejor frase de la ministro de defensa fue el asegurar que su presencia en la plaza era para apoyar las medidas del gobierno, ya que venimos de cinco años en los que aún quedan muchos pobres con necesidades que cubrír. No sé que pensará Néstor ante semejante declaración.
 
Luego llegó el discurso oficial que ya mencionáramos y en el que solo Alberto tomó la palabra y Aníbal solo se limitó a escuchar y a por momentos perderse en vaya a saber uno que pensamientos personales.
 
Al atacar a los ruralistas y comenzar con el spich oficialista, indirectamente Alberto Fernández reconoció la enorme mentira de las cifras que divulga el INDEC, esto fue, cuando aseguró que el gobierno estaba trabajando por la recuperación del sector arrocero, ya que muchos de los campos destinados a la siembra del arroz, se vieron designados a la soja por cuestiones de rentabilidad, y recordó que se llegó a un acuerdo por el cual, el precio del arroz podría estar accesible a todos, ya que llegó a registrar aumentos superiores al 100%, algo que contradice lo informado por el INDEC.
 
LOS COSTOS LOS PAGAMOS TODOS
 
Más allá de que el gobierno trate de mostrarse como patriótico, lo cierto es que los costos económicos de sus caprichos los terminamos pagando todos, y si bien se puede criticar la dureza del campo, no menos criticable es la torpeza del gobierno en el conflicto.
 
Por si fuera poco, la nueva convocatoria del jefe del PJ (Néstor Kirchner) también la pagamos todos, la movilización de intendentes con sus "tropas" pagas, se pagan micros, bebidas, comida, dinero y algunas sustancias que motiven a los muchachos en las movilizaciones para todo servicio.
 
Si a muchos nos pareció un exceso el uso indiscriminado del avión de la gobernación de la provincia de Buenos Aires, mucho más irracional es el uso de aviones privados para trasladar a Luis D´Elía desde la ciudad de Rosario a la Plaza.
 
CONCLUSIÓN
 
Nadie duda de que es una cuestión del ejecutivo el administrar la rentabilidad de la Nación, tampoco de que es deber del Estado garantizar a todos los habitantes un Estado de Derecho, esto es no solo libre circulación, sino también seguridad jurídica.
 
Los funcionarios que hoy reclaman que se debe respetar la Ley, son los mismos que incumplieron su citación con el Defensor del Pueblo de La Nación, y más aún, de forma muy diplomática presionaron sobre este con pedidos desde las bancas oficialistas del Congreso.
 
Son los mismos funcionarios que no han dudado en cuestionar no solo los fallos adversos, sino también a los jueces, y además no han dudado en "manipular" el Consejo de la Magistratura como herramienta de presión.
Y por si fuera poco, alientan la violencia física y verbal, es indignante la manera en que nos mienten en la cara y la manipulación de los hechos, que parecen estar guionados.
 
Un ejemplo de esto, es el escuchar a militantes en la Plaza dar conferencias sobre como les duele ver que se tire la leche u otros alimentos, mientras muchos se mueren de hambre, la realidad es que cuando no hay cortes, ni reclamos, muchos argentinos de igual forma siguen sin recibir alimentos.
 
La pobresa y el hambre no es producto del reclamo ruralista, tal vez el gobierno debe mostrarse fuerte para ocultar no solo su debilidad, sino también la necesidad de recaudar dinero para afrontar las deudas tanto exteriores como internas.
 
Es muy difícil que desde el exterior nos puedan comprender como país maduro, ironías de la vida, que un gobierno que se arrogó la bandera y defensa de los derechos humanos, termine reprimiendo y siendo intolerante con un sector, que le guste o no, sea el otro polo ideológico de sus funcionarios, forma parte del conjunto de todos los argentinos que trabajan para vivir.
 
Marcelo Ricardo Hawrylciw
Editor General Diario El Sindical

Tags: gobienro, kirchnerismo, Cristina, campo, cortes, ministros, debate.

Publicado por hawrylciw @ 21:40
Comentarios (0)  | Enviar
Comentarios